miércoles, 7 de septiembre de 2011

La Grafología, como medio de identificación personal

Categoría: Grafología Forense


Reconocida como ciencia desde 1871, se ocupa del estudio e interpretación de los grafismos, es decir de todo símbolo que sea dibujado o trazado a mano.

El grafismo más comúnmente utilizado en el estudio grafológico es la letra, aunque también se analizan la firma y rúbrica, los números, dibujos y los garabatos.

A través de su análisis, la escritura revela la personalidad de su autor, el carácter, las emociones y otros diversos factores de distinta relevancia.

El cerebro, con su funcionamiento electroquímico, es el núcleo del sistema nervioso que dirige los músculos que mueven la mano sobre el papel, al mismo tiempo que interactúa con los sentidos y la memoria, procesando la información que recibe.

El grafoanálisis se basa en el estudio de los trazos plasmados en la hoja gracias a las órdenes cerebrales que son vehiculizadas a través del brazo y de la mano. Estos grafismos son los que revelan entonces los estados más profundos de la psiquis.

La escritura de una persona es semejante a su propia huella digital, con la ventaja de ser mucho más completa en su contenido de información, y al igual que ésta, no hay dos exactamente iguales.


No hay comentarios: